Llegamos a 2019, y van pasando los años, y yo sigo dándole vueltas a la Fotografía teniendo siempre la sensación de que me queda todo o casi todo por aprender, y con la misma indecisión de siempre acerca de qué fotos son dignas de mostrar y cuáles no...  y pensando en si la presentación debería ser estructurada por temas, o simplemente una sucesión de imágenes que no necesariamente deban estar contenidas en secciones herméticas y bien definidas...

Y al plantearme todos estos asuntos es cuando decido partir de cero, volver atrás y retomar esta web a modo de bloc de notas, álbum de fotos o cuaderno de viajes,  donde ir plasmando ideas, reflexiones y datos en forma de imágenes y algunos textos, porque soy incapaz de separar la Fotografía de la Escritura.

Simplemente eso. Sin orden ni concierto. Porque los retazos, sean de lo que sean, suelen estar desordenados. Retazos de viajes, paseos, lugares, ilusiones y miedos, alegrías y tristezas... Y de miradas hacia fuera, y hacia dentro. De proyectos aún sin iniciar, y de historias sin final. No pretendo más.

Las amigas

Crepúsculo en el Puerto de las Pedrizas

Sol entre girasoles. Antequera

La espera de la golondrina

Humero

El baño

Macaón

Peña Negra tras la lluvia

Pétalos de jara blanca

Surcos