Sirvan estas imágenes como reivindicación de un trato digno y respetuoso a los galgos, y en general a todos los perros que de una u otra manera, en diferentes circunstancias y por diversas razones, son maltratados y masacrados. Ojalá la incultura e insensibilidad que en muchos aspectos aún impera en este país, vaya dejando paso lo antes posible a la sensibilidad y el respeto hacia la Naturaleza en todas sus manifestaciones. También en la de los animales de compañía, caza o trabajo.
España es el único país de Europa que aún no ha prohibido la caza con galgos.
Abril 2018